Odontología estética / Dentista

La sonrisa puede ser nuestro mejor aliado, cuando se trata de una sonrisa positiva y agradable; o bien nuestra peor carta de presentación cuando se trata de una sonrisa negativa o desagradable.

La sonrisa puede revelar muchas características de nuestra personalidad, como:

  • Seguridad o falta de la misma.
  • Frustración.
  • Satisfacción o inconformidad personal.
  • Confianza en uno mismo.

La sonrisa esta constituida por aspectos tales como

  • Forma, grosor, hidratación y color natural de los labios.
  • Forma, tamaño, color, alineación, posición, higiene y estado de salud de los dientes.
  • Forma, color, delineamiento y estado de salud de las encías.

Una "bonita" sonrisa es aquella que guarda armonía entre el tamaño y forma de los labios y dientes entre sí y con el resto de la cara, además de lucir condiciones de salud y unos dientes más blancos.

En estos últimos años se produjo una notable evolución en las propiedades físicas y estéticas de materiales restauradores como las resinas compuestas o las cerámicas libres de metal.

Además de restaurar fracturas dentarias y dientes lesionados por caries, ahora accedemos a nuevas posibilidades de transformación de dientes en su forma, color y posicionamiento.

Podemos modificar sonrisas en menos tiempo, lo cual representa una nueva posibilidad para quienes por su actividad o compromisos sociolaborales no pueden someterse a prolongados tratamientos. Estas técnicas pueden realizarse de manera sustitutiva o complementaria de otros tratamientos.

Cuando encontramos algún objeto o persona bonita o atractiva tiene una razón de ser.
Los grandes artistas, arquitectos y escultores desde A.C. ya aplicaban en sus obras el concepto de proporción aurea o divina. En la naturaleza lo bonito está dentro de una proporción aurea de 1.618, esta medida era usada en construcciones de templos, palacios y pirámides, la cual se traslada en construcciones y reconstrucciones, a los dientes.

Como ejemplo para visualizar lo antes dicho, la altura del incisivo central está dentro de la proporción aurea en relación al ancho de los dos incisivos centrales.
Esto ofrece una solución para una serie de problemas estéticos; así como conociendo el ancho dental podemos determinar el alto del mismo. Estas mediciones las podemos complementar con compás de sección aurea.

 

La combinación de ambos ofrece una herramienta poderosa para determinar una buena estética. Este proceso además de manual se puede obtener con moderno software odontológico.