El 3° molar o muela de juicio presenta la fuerza de erupción de cualquier diente por más que esté retenido y así provoca desde lesiones en la encía, mejilla y lengua hasta lisis del 2° molar que tiene por delante provocando caries y destrucción de su raíz.

La extracción requiere una técnica quirúrgica minuciosa realizada generalmente bajo anestesia local.

Después de la cirugía el paciente podrá sentir una pequeña inflamación y algún malestar, para lo cual se le indicarán analgésicos, antiflamatorios y antibioticos para prevención, por un corto período de tiempo.

 

 

Implantes Dentales

El implante dental es un elemento metálico destinado a ser el sustituto artificial de la raíz de un diente perdido. Habitualmente tiene forma roscada y está fabricado con materiales biocompatibles que no produce reacción de rechazo y permiten su unión al hueso.

La superficie del implante puede presentar diferentes texturas y recubrimientos,utilizadas habitualmente para aumentar su adhesión al huevo (osteointegración si es de titanio y biointegración si se trata de un material carámico).

Al reponer los dientes perdidos por medio de implantes se conserva mayor cantidad de hueso alveolar ya que este se reabsorve a no recibir ningún tipo de estímulo.
El diagnóstico y tratamiento será determinado según el caso del paciente por medio de estudios clínicos radiológicos, TAC, modelos con los cuales se confeccionan guías quirúrgicas.

Para recibir implantes es necesario tener encias sanas y hueso adecuado que soporte el implante. El paciente además debe asumir el compromiso de mantener sanas estas estructuras. La higiene bucal meticulosa y las visitas regulares odontológicas son escenciales para que los implantes dentales sean exitosos a largo plazo.